martes, 4 de noviembre de 2008

Se perdió el amor; se acabó la fiesta. Ya no anda el motor que empuja la Tierra. La vida es un chiste con triste final; el futuro no existe, pero yo le digo:

Todo me parece bonito.
Hay veces que es preciso engañarse para poder continuar, por mucho que te digan que no.

1 Comment:

Oski said...

Sí, estoy convencido. A veces es mucho mejor engañarse a uno mismo. Es quizás la única forma de continuar.

Un saludo.

Estrellas que regalan su tiempo al Infinito