martes, 8 de junio de 2010

Pre-migración. Palpitaciones aceleradas


Aún no se cree que en dos semanas migre a su nuevo espacio de dimensiones reducidas. Metiendo en cajas algún que otro disgusto familiar e intentando silenciar los gritos en el cielo, intenta poner cordura a todas las pertenencias desbocadas que ya se agolpan frente a la puerta de los armarios con ánimo de hacer un doble flip hacia los vehículos que los llevarán al viaje definitivo.

1 Comment:

Oski said...

Yo he tenido mi propia migración acelerada hace apenas semana y media.

Todavía estoy adaptándome a mi nueva caja y los armarios todavía están vacíos. Ni siquiera he perdido todavía las palpitaciones...

Estrellas que regalan su tiempo al Infinito