sábado, 6 de noviembre de 2010

Cara B


La desinventa. Mientras el tiempo salta unos cuantos siglos.
Les susurran los colores, y el gris de mezclar las acuarelas se reordena en todo el espectro. Empiezan a garabatear árboles, montes, cielos y horizontes, en los que se pierden. Después de la tormenta, se reencuentran y encuentran el sentimiento común de sentir la savia como la sangre; la pureza como lo propio.
Y viene el frescor que estalla su piel y los desintegra, haciéndoles responsables de la formación de una nueva masa infinita en el cosmos. Nueva para el momento, pero sabida en el pasado por ser su origen. Todo apunta a un rediseño. La fuerza busca hacer de Ellos una nueva molécula más estable, más longeva. No harán otra cosa sino saborear la explosión y degustar cada paso de la síntesis, de comienzo oscuro y compendio de colores en el fin.

El tiempo los ha rebobinado. Ésta, ahora, es la cara B.

3 Comments:

Aprendiz said...

Delicioso....falta gente como tu

Me gustan tus blogs, no los dejes escapar como hice yo

laconcienciadebaco said...

Lo bueno que tienen las cintas es que mientras una cara se acaba poco a poco, la otra va renovandose.
Lo importante es acordarte de girarla cuando ya no escuchas nada.
sube el volumen,
y disfruta...

Bellaluna said...

Antes el mundo aún tenía cara B. Ahora todo es a una sola cara. Y a una velocidad que no es la nuestra...

Estrellas que regalan su tiempo al Infinito