miércoles, 17 de febrero de 2010

f2


Felizmente postrada en una cama que apesta a día a día, perdiendo el tiempo y la sonrisa con quehaceres absurdos, deja durmiendo a los folios; papeles impresos y escritos en los que había confiado su futuro, y que ahora se pasean de punta a punta de Madrid como el que se agacha a tocarse el dedo del pie, a la pata coja y vestido de conejo Duracell.

Con los brazos cruzados, a las 9 y media de la mañana cada día, se incorpora para ver un nuevo episodio de una comedia absurda, dándose cuenta de que esta programación, que es su vida, si la pusiesen a la hora de la siesta un sábado, los seres humanos empezarían a hibernar. Ya no sabe si parar sus relojes para carcajear infinitamente de la situación, o seguir sientiendo a la incertidumbre y la duda como motor inmóvil de su organismo.

El movimiento del calendario es tan monótono y falto sugerencias para el futuro, que para darle acción a los meses ha decidido aprender a jugar al Buscaminas. Este juego suple su necesidad de un casillero con multitud de casillas, en las que, mediante la lógica y la memoria, pueda ir haciendo click, hasta que, una vez empleado el esfuerzo pertinente para esquivar todos los obstáculos, consiga llegar a su objetivo de vida. Es más, no considera un problema verse obligada teclear f2 y volver a empezar de nuevo, siempre y cuando lo que le vaya a matar en el siguiente juego no sea la desinformación, y el juego eclipse de su sistema operativo.

4 Comments:

Ehse said...

La rutina, la monotonía son destructivas para el ser humano; y el momento en el que nos acostumbramos tanto a ellas que decidimos autoencasillarnos es nuestra última derrota.

Que una cara amarilla se ponga unas gafas de sol no es un objetivo aceptable en la vida.

Anónimo said...

me han gustado tus dos últimas entradas y me han enfadado a un tiempo.

Me gusta sentirme identificada y me cabrea poder hacerlo cuando las cosas van tan sin rumbo.

No todo es así, aunque estemos en este tiempo, no me canso de pensar que algún día, la vida volverá a ser maravillosa, ni que ese día está cerca.

Que todo esfuerzo vale la pena, y si no me encargaré de meter la cantidad proporcional de chinchetas por el culo del Ministro que corresponda.

Isa.

trilceunlugar said...

Pero la primavera ya llega y todo va a ser mejor, hasta las rutinas

miguel angel said...

Para mi el buscaminas es como la vida, puedes perder en el primer movimiento, pero no ganar, y puedes seguir avanzando con la certeza de donde estan las minas, pero a veces no. Y tienes que dejarlo a la suerte. Me encanta el buscaminas.

Estrellas que regalan su tiempo al Infinito